EN PORTADA

EXCLUSIVA ¡DOLLA!: CAROL PROFESORA CONSIGUE PLAZA EN ONIL

En las páginas de esta revista cuenta cómo ha cambiado su situación y la reacción de su amiga Cristi cuando se lo contó. Era la mejor opción posible para su futuro, una vez vistos los resultados de las oposiciones realizadas en julio. Volver a casa es la mejor calificación con la que podía soñar. Tras conocer su destino, Carol habla sincera y optimista en esta entrevista exclusiva de este mes para ¡Dolla!: “Me fui como alumna y ahora vuelvo como profesora”. Explica, además, que ha tenido muchas cosas en cuenta a la hora de la elegir su destino, pero al recordar el colegio de su infancia lo tuvo muy claro y corrió a contárselo a su amiga. “Cristi se alegró mucho y hasta organizó un cóctel orquestado por Paola Reina para celebrar la noticia”. El palacio del Marqués de Dos Aguas fue el lugar elegido para tal evento, un emplazamiento arquitectónico muy especial que mezcla historia, fiesta y tradición. Al lugar acudieron más de 300 invitados, entre los que se encontraban familiares y amigos, personalidades de la región y, por supuesto, las autoridades de Onil. La increíble fiesta sorpresa muestra la conexión tan especial que hay entre ellas y se pudo ver la felicidad en el rostro de Carol junto a sus seres más queridos.


VALERIA COMIENZA COMO BAILARINA

Y lo ha hecho en la academia de baile más importante de Alicante: New Dansa. “Prometedora”, así la ha definido su nueva profesora, al ver sus aptitudes nada más llegar. “Es como si le nacieran los pasos dentro del cuerpo, fluyen como agua por su interior”. No obstante, destacan desde la academia que debido a su corta edad tiene mucha carrera por delante. Valeria está muy entusiasmada por este nuevo curso, en el que compaginará el colegio con una de sus grandes pasiones: La danza. “Estirarse ech un poco difícil, pero me guta mucho el tutú”, ha declarado. Desde ¡Dolla! le deseamos lo mejor y le auguramos un prometedor futuro en los escenarios.


LA VUELTA AL COLE DE LAS ADORA

Las pequeñas y preciosas Adora han visto como su idílico verano ha llegado a su fin. El retorno de las clases ha sido más duro de lo habitual por el recuerdo de sus vacaciones, y ha dejado un sabor agridulce entre lloros y chuches, muchas chuches. Nos encanta ver cómo permanecen unidas y consiguen superar una situación de estas dimensiones. Fuentes cercanas a Adora nos confirman también que han acabado con las existencias de helados, marshmallows, coca boba y twinkies, sin olvidar el chocolate de Willy Wonka. Entre tanto, ellas siguen planeando su tradicional “pijama party” para dar el pistoletazo de salida al curso, en la que seguro tampoco faltarán los dulces.