A todos nos encanta recibir nuestra muñeca y encontrarnos con una pieza de cuerpo suavecito y flexible. Nos encanta ponerles ropita, hacer que adopten una pose y exhibirlas con orgullo en nuestra habitación favorita. Pero cuando miramos su etiqueta y leemos cosas como “ftalatos” o “PVC” no podemos evitar preguntarnos ¿y eso, qué es?

Hoy conoceremos un poco más sobre de qué están hechas las muñecas que coleccionamos (y que los peques de la casa tanto adoran) y qué tipos de muñeca podemos encontrarnos según el material con el que se realizan.


TIPOS DE MUÑECA SEGÚN LOS MATERIALES

Las muñecas llevan siglos entre nosotros y sus materiales han ido evolucionando con el paso del tiempo. Los fabricantes de muñecas se han ido adaptando al avance de la técnica y la tecnología y las muñecas han pasado de estar fabricadas en trapo o cartón piedra a ser de plástico o silicona.

Actualmente, podemos encontrar a nuestras muñecas fabricadas en diversos materiales que antaño formaban gran parte de la fabricación de estas preciosas piezas de colección y de juego. Aunque, entre las más comunes, encontramos a las muñecas realizadas en vinilo o silicona.

Repasemos un poco el tipo de muñeca que podemos encontrarnos en el mercado para acercarnos un poco más a su composición y saber si pueden ser o no perjudiciales para nuestra salud en determinado momento.

MUÑECAS DE TRAPO

Las muñecas de trapo (o de tela) pueden estar fabricadas con materiales sintéticos o con materiales orgánicos. Antaño, gran parte de las muñecas de los pequeños estaban realizadas en tela. Actualmente, la moda DIY ha traído consigo muñecas de alta calidad en sus materiales que pueden ser utilizadas y coleccionadas sin ningún riesgo para la salud. Entre ellas, destacamos la marca Rubens Barn, cuyos materiales son de alta calidad y son muñecas que están realizadas a mano. Dentro de esta preciosa marca encontramos la línea Eco Buds. Muñecas que surgen de materiales respetuosos con el medio ambiente y enseñarán a nuestros peques a reciclar y convivir con el medio ambiente.

MUÑECAS DE PORCELANA

A pesar de haber sido un material muy explotado por los fabricantes de muñecas, las muñecas de porcelana han sido relegadas por otras de materiales menos frágiles que permiten un juego mucho más seguro y menos accidentado para los pequeños. Las muñecas de porcelana china fueron muy populares desde principios hasta finales del S. XIX, habiendo ocupado un pequeño hueco en los hogares de esta época hasta la llegada del S.XX; el cual trajo muñecas muy diferentes a las de entonces. Este material quedó en manos de marcas como Lladró -aunque no realice muñecas, sino figuras- y la ya cerrada Muñecas Marín.

MUÑECAS DE PVC

El PVC es un tipo de plástico denominado policloruro de vinilo, cuya característica es la rigidez del mismo. Su composición es a base de átomos de cloro y carbono que ayudan a que este plástico sea dúctil y fácilmente reciclable. Las muñecas de PVC se fabrican mayoritariamente en países asiáticos como China o Japón. Son muy comunes, por lo que es probable que te hayas topado con alguna. Las más destacables realizadas en este plástico rígido son las Pullip -fabricadas en Japón- o las Lalaloopsy -muñecas coleccionables americanas-.

MUÑECAS DE VINILO

Estas muñecas son fáciles de reconocer, ya que son de un plástico más suave y blando que el PVC. Las diferencias del simple PVC al vinilo se logran gracias a un componente químico “plastificador” denominado ftalato. Aunque, ahora, los fabricantes aseguran que sus muñecas están libres de ftalatos, valiéndose de un novedoso PVC blando que deja la piel de las muñecas tan flexible y suave como las de antes -aunque no es tan gelatinosa como la silicona-. Cabe destacar que muchas muñecas de vinilo contienen partes de PVC, generalmente donde se encuentra algún tipo de mecanismo.

La mayoría de muñecas en la actualidad se realizan con este material, así que no será difícil encontrar marcas dedicadas a la fabricación de muñequitas de vinilo. ¿Quieres conocer algunas? Haz click aquí.

MUÑECAS DE SILICONA

La silicona es un polímero cuya formación es a partir de la sílice, presente en la arenisca de diferentes rocas o de la arena de la playa. Es inodora e incolora, por lo que suele usarse bastante a nivel industrial. Algunas muñecas u objetos destinados al uso infantil pueden estar realizados con una composición 100% orgánica, la cual está libre de tóxicos como el PVC, el BPA o los ftalatos. Este material es muy utilizado en algunas muñecas Reborn de artista -aunque no todas se realizan en este material-.

 


Ahora que conocemos los materiales con los que se fabrican nuestras muñecas, echemos un vistazo al concepto relevante de este post: Los ftalatos. ¿Cómo saber si los contienen mis muñecas?


¿QUÉ SON LOS FTALATOS?

Los ftalatos son un grupo de compuestos químicos que suelen emplearse para ablandar plásticos como el PVC y que, en general, ocupan un gran espacio en nuestro ámbito cotidiano. Hace unos años sonaron las alarmas dado que ciertos estudios habían revelado que la presencia de ftalatos en nuestro día a día puede causar graves daños a nuestra salud.

Muchos productos fueron retirados del mercado por esta causa y por ello la UE procuró un reglamento para la salud humana y el medioambiente denominado REACH. Este reglamento regula el tipo de químicos a los que diariamente nos exponemos y afecta directamente a la composición de algunos de los plásticos que más utilizamos.

La gran cantidad de variaciones en el compuesto de los ftalatos y la superficial regulación sobre el asunto, hacen que los ftalatos sean unas de las sustancias químicas más presentes en nuestro día a día -en mayor o menor cantidad-.

¿CONTIENEN MIS MUÑECAS FTALATOS?

Las muñecas sólo pueden contener algún tipo de ftalato si se trata de una muñeca de vinilo derivado del PVC, así que descartamos aquellas que sean de PVC, silicona, trapo o porcelana. Examinemos, pues, un poco más de cerca a las muñecas que pueden contener ciertos componentes químicos que pueden ser perjudiciales para la salud o el medioambiente.

Para que nuestras muñecas de vinilo luzcan preciosas y suaves, las empresas que se dedican a fabricarlas procuran realizar un material de alta calidad que nos permita disfrutar de una muñeca preciosa y que consiga pasar los controles de calidad pertinentes. Además, estos materiales también pasan por controles de calidad establecidos en reglamentos como el europeo REACH, que controla las sustancias químicas que pueden ser utilizadas en productos como juguetes o muñecas.

Sin estos controles de calidad, las muñecas no podrían ponerse a la venta y distribución, por lo que todas las muñecas que tenemos disponibles en nuestra web son seguras al 100% -siempre que se hayan leído previamente las advertencias para la seguridad-.

Desde que en el año 2014 se encontrara un lote de muñecas procedente de China con un alto porcentaje de ftalatos en su vinilo, la mayoría de fabricantes anuncia que sus muñecas no contienen ftalatos, por lo que podemos estar seguros de que ni nuestra salud ni el medioambiente padecerán ningún mal si estas muñecas andan por el mercado.

Recientemente, la Universidad de Alicante ha estado investigando, con la financiación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, para la realización de un PVC flexible y suave sin ftalatos para poder hacer frente a los controles de calidad requeridos por el REACH y demás organizaciones pro-medioambientales. Los resultados han sido satisfactorios y probablemente estén usando este tipo de PVC nuevo para fabricar muchas de las muñecas que antes estaban peligrosamente ligadas al concepto “ftalato”.

En el etiquetado de las diferentes marcas que disponemos en nuestra web puedes encontrar aquellas que están fabricadas en vinilo libre de compuestos químicos que puedan dañar gravemente nuestra salud.

Recuerda leer siempre el etiquetado de todos los productos que adquieres y consumes para asegurarte de que nadie en casa pueda padecer las consecuencias de ingerir o convivir con ciertos químicos aún no prohibidos del todo en nuestra sociedad. ¡La salud siempre es lo más importante de todo!