¡Amantes de las muñecas! Preparaos porque vais a poder disfrutar de las mejores recetas de cocina contadas por nuestras más preciosas muñequitas. Hoy preparamos unas deliciosas gambitas y pasta de calabacín con Luci. Podéis adquirirla aquí.


En esta época es muy complicado saber qué tiempo va a hacer, así que las recetas que pueden servirse frías o calientes son mis favoritas. En concreto, esta receta triunfa mucho en Berjuan, donde mis hermanas no paran de pedirme que repita la receta. ¿Queréis probarla en casa?

Luci de Berjuan es una de las incorporaciones de la marca de 2019. Es muy chiquitita y adorable, por ello es muy fácilmente coleccionable. Además, tiene una articulación en el vientre que le permite rotar sobre sí misma. ¡Es ideal para fotos! Llévala contigo y sorprende a esa persona especial o comienza tu nueva colección de muñecas.

COMPRAR LUCI

INGREDIENTES

  • 450 g de gambitas medianas peladas
  • 4 calabacines medianos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida
  • 4 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 cucharadita de condimento italiano
  • Pizca de hojuelas de pimiento rojo
  • Jugo de 1/2 limón fresco
  • 1/4 taza (60 ml) de pollo o caldo de verduras (o vino blanco)
  • Salsa picante a su elección, al gusto (usamos Sriracha)
  • Sal y pimienta fresca agrietada, al gusto.
  • 1/4 taza de perejil fresco picado, para decorar

ELABORACIÓN DE LAS GAMBITAS Y PASTA DE CALABACÍN

1. Lavaremos y cortaremos los extremos de los calabacines. Después, haremos la pasta de calabacín con un espiralador o juliana. Pelaremos y reservaremos.

2. Calientamos 1 cucharada de aceite y 2 cucharadas de mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto. Agregaremos las gambitas en una capa y espolvorearemos con sal y pimienta. Cocinamos por un minuto sin revolver, de modo que la parte inferior de las gambas se dore ligeramente.

3. Agregamos el ajo picado, el condimento italiano y las hojuelas de pimiento rojo y luego revuelva los camarones por uno o dos minutos más para cocinar al otro lado. Transferimos las gambas a un plato poco profundo.

4. En la misma sartén, agregamos la mantequilla restante, el jugo de limón, el caldo de pollo o vegetales y la salsa picante. Tendremos la salsa a fuego lento durante 2-3 minutos, revolviendo regularmente.

5. Agregamos los fideos de calabacín y cocinamos hasta que esté listo, aproximadamente 2 minutos, revolviendo regularmente. Deja que la salsa se reduzca un poco si es demasiado acuosa. Agrega los camarones a la parrilla de nuevo a la sartén y revuelve por otro minuto. Servir inmediatamente -o dejar enfriar- con rodajas de limón, perejil extra y pimienta. ¡Disfrutar!