¡Amantes de las muñecas! Preparaos porque vais a poder disfrutar de las mejores recetas de cocina contadas por nuestras más preciosas muñequitas. Hoy preparamos una estupenda bandeja de berenjenas con pollo y queso de cabra con Charle Chef. Podéis adquirirlo aquí.


¡Hola cocinerillos y cocinerillas! Hoy os traigo un plato delicioso para preparar esta Navidad. Es una receta sencilla para que los peques puedan hacerla sin problema y participen en la bonita tradición de preparar el menú navideño con los mayores. Seguro que disfrutáis mucho la elaboración de las berenjenas con pollo y ¡también su sabor!berenjenas con pollo de Charlie Chef

El simpático Charlie Chef de Rubens Barn pertenece a la colección Rubens Cutie Activity, la cual promueve un juego creativo y activo por parte de los niños. Charlie es un estupendo chef que estará junto a tu peque creando nuevas recetas y pasándolo en grande. ¡No te lo puedes perder!

COMPRAR CHARLIE CHEF


INGREDIENTES

  • Berenjena, 1 grande o 2 pequeñas
  • Salsa de tomate, 250 g
  • Pollo asado o cocido, 300 g
  • Patatas cocidas, 2
  • Quesos variados, 100 g (Cheddar, Gouda y rulo de cabra)
  • Salsa bechamel, 3 o 4 cucharadas
  • Sal
  • Aceite de oliva para engrasar el molde

ELABORACIÓN DE LAS BERENJENAS CON POLLO Y QUESO DE CABRA

  1. Primero, cortamos las berenjenas en rodajas de 1 centímetro de grosor y las pasamos por la plancha un par de minutos por cada lado. Luego podemos retirar su piel si queremos, ya que será más sencillo de digerir cuando el plato completo esté realizado.
  2. Después, engrasamos una fuente de horno y colocamos las rodajas de berenjena. Cubrimos las rodajas de berenjena con la mitad de la salsa de tomate.
  3. Tras esto, ponemos el pollo por encima del tomate y colocamos las patatas cocidas – también en rodajas-, y luego añadimos el resto de la salsa de tomate, la bechamel y -finalmente- el queso, (que podemos rallar o poner en trocitos). Recordad que si lo ponéis rallado la textura quedará mucho más interesante.
  4. Para finalizar, horneamos en horno precalentado a 200ºC durante 15 minutos y después gratinamos durante unos 5 – 7 minutos más a 250ºC hasta que el queso esté completamente fundido.
  5. Serviremos los platos calientes.