Recientemente, una encuesta-sondeo perpetua sobre cuáles podrían ser las mejores muñecas en la actualidad -propuesta por el diario electrónico 20 Minutosha determinado que la mejor muñeca de entre todas las que copan hoy el mercado es, de lejos, la asentada Barbie. Pero, ¿sería correcto afirmar que esta muñeca es “la mejor muñeca”?


Desde luego, a los seguidores fervientes de muñecas como Nancy de Famosa seguro que les parece una barbarie la sola idea de pensar que Barbie es la mejor muñeca de todos los tiempos, ya que, para muchos coleccionistas y amantes de las muñecas, Barbie representa ciertos valores que entran en conflicto con su idea de una muñeca y lo que esta ha de transmitir.

En la mencionada encuesta-sondeo, encontramos una larga lista de las que, para los votantes, son las mejores muñecas de todo el mercado. Cabe señalar que puede que las personas que hayan realizado dicha votación no sean coleccionistas y que, simplemente, hayan incluido a aquellas muñecas que les traían muy buenos recuerdos de su infancia. Esto podría explicar por qué encontramos a Barbie en el primer puesto de la extensa lista, puesto que es bien sencillo encontrar a una niña jugando con una.

Nancy ocupa, por el contrario, el quinto puesto en esta lista, justo por detrás de las Bratz. La gente parece admirar más a muñecas de curiosas proporciones que a la elegante Nancy.

Y aquí encontramos el quid de la cuestión. ¿Cómo determinamos qué muñeca es mejor y cuál es peor?

En realidad, no pretendemos desmerecer a ninguna muñeca, ya que todas tienen cierto valor y trabajo tras de sí; lo que intentaremos es arrojar algo de luz sobre la calidad real de las muñecas y el por qué de la compra masiva de muñecas que presumen de ser las mejores cuando los que estamos en este mundillo sabemos que esto no es así.

 

“MAMI, QUIERO UNA BARBIE”

Los niños de hoy en día son unos grandes consumidores de las tecnologías, tal como la mayoría de sus padres. Normalmente, un niño puede llegar a casa después del colegio y echar un vistazo a su tablet mientras ve su serie favorita en la televisión. Entre capítulo y capítulo, se muestran cuñas publicitarias que suenan a Barbie, Hot Wheels, Nenuco, Lego, etc. El excelente profesional que se esconde tras esa ingeniosa publicidad ha conseguido captar la atención del niño, el cual, tras ver el anuncio, deja a un lado la tablet, la televisión y el sofá para dirigirse a su madre y decir “Mami, quiero una Barbie”.

Las mejores muñecas no siempre salen en la tele

Los niños consumen mucha publicidad a través de medios digitales

La madre, deseosa de hacer feliz a su querido retoño, acude a la juguetería más cercana y adquiere una de las muñecas que le ha pedido su angelito. Sin preguntas, ni búsquedas, ni rodeos. Sin nada de nada.

Es por este desconocimiento y despreocupación del mundo de la muñeca, por lo que muchas de las compañeras de juego de la infancia han estado sometidas a crítica. Si Barbie no hubiera estado en la mayoría de hogares, probablemente no se le hubiera tildado de “superficial”, “estereotipada”, “machista” y un largo etcétera de calificativos de esta índole. Sin embargo, así ha sido. Os dejamos uno de los miles de análisis que puede encontrarse uno navegando por Internet o por bibliotecas sobre la importancia de la sexualidad y el género en las generaciones que hemos tenido en casa a una Barbie  -haced click aquí para ver el análisis-. Aunque no estamos aquí para abrir un debate sobre si Barbie (y muchas otras de sus características) son el reflejo de mujeres reales o no. Aquí venimos al importante tema de la calidad de la muñeca.

 

JUGUETES QUE JUEGAN A SER MUÑECAS

Cuando salimos a comprar en Navidades, por ejemplo, y nos pasamos por una juguetería y vemos cómo una persona coge una de las muñecas de la estantería, muchas veces nos preguntamos “¿De verdad sabe qué es lo que está comprando esta persona?”. En un afán de encontrar nuestra fe en la humanidad, damos un voto de confianza a esa persona y nos decimos “Sí, seguro que sabe que está comprando un juguete y no una verdadera muñeca”.

El primer paso para descubrir si lo que tenemos entre las manos es una de las mejores muñecas que podemos comprar es discernir entre si es un juguete o una muñeca.

Puede que sea un juguete excelente, pero eso no la convierte en una muñeca de calidad. Por ejemplo, lo que ocurre con la línea de Barbie habitual, o las Bratz, etc. Obviando, por supuesto, líneas de colección.

Una muñeca actual, propiamente dicha, no posee los ojos pintados sobre el vinilo. Sus materiales son elegantes pero sencillos y rehúsan el histrionismo en sus líneas.

Hemos realizado una comparación que resulta muy visual y que puede ayudar a diferenciar un juguete de una muñeca de calidad muy fácilmente. Para ello, hemos escogido dos figuras representativas de dos importantes marcas del sector cuya apariencia y rasgos son similares entre sí:

Las mejores muñecas a prueba

Barbie de Mattel (izq.) / Las Amigas de Paola Reina (dcha.)

Como podemos observar en esta primera imagen, la figura de la izquierda luce un tono de cabello amarillo, casi platino, mientras que la de la derecha es un color más natural, con el nailon más fino y suelto -así como una frondosa y mayor cabellera-. Fijaos ahora en sus miradas. ¿Notáis algo diferente? Seguro que sí.

La mirada de la derecha es mucho más natural; y tiene una sencilla explicación. La figura de la izquierda tiene su mirada pegada/pintada sobre el vinilo.

Si prestamos atención a los detalles, veremos como los labios contienen arrugas propias de la humedad de los mismos, las pestañas dejan entrever unos ojos azules con un detalle exquisito… Y eso que no hemos entrado en materia del cuerpo de las figuras.

Os lo creáis o no, ambas figuras se encuentran en el mismo rango de precio. ¿Te gustaría conocer cuál? Haz click aquí para averiguarlo.

Lo mismo ocurre con los bebés. Os dejamos por aquí las fotos para que vosotros mismos comparéis. Sobran las palabras, ¿verdad? Puedes conocer al bebé de la derecha haciendo click aquí.

 

Las mejores muñecas bebé

Muñeco Nenuco Cuidados (izq.) / Muñeco Nico de Berenguer (dcha.)

ENTONCES ¿POR QUÉ PRIMA LA “MALA” CALIDAD?

Repetimos que la calidad de un artículo catalogado como juguete no va a ser la misma que la de una muñeca española, realizada con moldes de un artesano. La desinformación o, en este caso, la escasa información sobre esta clase de muñecas hace que el resto de juguetes que juegan a ser muñecas pasen por ser “las mejores muñecas” del mundo para muchísima gente por la sencilla razón de que aparecen bombardeados miles de veces en medios que consumimos a diario tanto nosotros como los más pequeños.

Esto resulta en una desesperante cultura de la ignorancia entorno al mundo de la muñeca. Es por ello que muchas marcas se están intentando hacer un hueco en las RRSS para ganar visibilidad e importancia en más hogares de todo el mundo día a día.

Si quieres descubrir las mejores marcas del panorama de la muñeca sólo tienes que hacer click aquí.

Los anuncios de TV son excesivamente caros para que fabricantes más modestos y artesanos puedan darse a conocer, lo que supone un filón de importancia para los titanes del sector como Mattel. Pero no olvidemos que estas empresas se encargan de producir y vender juguetes que, si bien son muy necesarios para el desarrollo de nuestros hijos, debemos comprender que no son equiparables ambos conceptos.

Las mejores muñecas no salen en la TV

Medios como la TV promueven los juguetes como muñecas de calidad

Es por esta facilidad de publicidad que tienen ciertas empresas que dicen que se dedican a hacer y vender muñecas por lo que las personas consideran que tienen las mejores muñecas…

Quizá tengan los mejores juguetes, pero no las mejores muñecas.

Desde Dolls And Dolls queremos hacer un llamamiento para que esta diferenciación de estilo quede clara. No se puede llamar muñeca a algo que no lo es. Aunque esta sea maravillosa en su ámbito, no lo será en el de la muñeca porque tiene competidoras contra las que no podrá ganar la partida.

Los juguetes son entretenidos, vistosos y divertidos. La muñeca es divertida, pero es elegante y preciosa; una pequeña obra de arte. Dejemos que, gracias a las tecnologías, las personas puedan acercarse a las verdaderas muñecas -si es que las están buscando-. Y dejemos también que los juguetes que juegan a ser muñecas lo sigan haciendo y que entretengan a nuestros peques todo el tiempo que ellos quieran; pero intentemos, también, comenzar a llamar las cosas por su nombre.

 

¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR LAS MEJORES MUÑECAS?

Si te interesa conocer más la amplia variedad de muñecas reales que hay en el mercado, en Dolls And Dolls encontrarás la mejor selección de muñecas de las mejores marcas. Puedes visitar nuestra página y pensar en el próximo regalo para esa persona especial o elegir tu próximo caprichito. ¿Te apuntas? Haz click aquí.